jueves, 13 de octubre de 2011

Expertos en contenido ¿solución o problema para un proyecto eLearning?

Actualmente estoy colaborando en un proyecto que trata sobre el lanzamiento de una universidad en línea. En el equipo de desarrollo no se contemplaron, en un inicio, la integración de un equipo de especialistas en cada materia o asignatura. 
Desde mi punto de vista esta decisión va a costar muy caro, ya que como Diseñadores instruccionales realmente estamos padeciendo fuertes dolores de cabeza, pues no solamente redactamos instrucciones y actividades, o desarrollamos los materiales y recursos que los estudiantes en línea ocuparán en cada asignatura, sino que una de nuestras funciones es, a partir de un temario, seleccionar los contenidos y, en un caso extremo, determinar las competencias que los estudiantes desarrollarán en cada materia de las licenciaturas en línea.


¿Ven el error? Superficialmente no hay tal, ya que un diseñador instruccional puede, dentro de las actividades propias del puesto, desarrollar estructuras curriculares completas, definir los objetivos de aprendizaje y las competencias que se espera desarrollen los estudiantes, así como el diseño de instrumentos de evaluación o de apoyo. Esto claramente le va a tomar más tiempo de desarrollo, por lo que dedique a la investigación, selección y adaptación de contenidos. 


La cuestión es decidir: ¿qué contenido es el pertinente?, ¿realmente el nivel de desempeño y complejidad se relaciona con la asignatura?, las competencias...¿son las que realmente necesita el estudiante?


El diseñador instruccional, con sus grados y especialización, conocimiento de teorías del aprendizaje, estrategias de motivación y comunicación en línea, habilidades para estructurar objetos interactivos, seleccionar y distribuir contenidos en pantalla y un largo etcétera...¿es el indicado para decidir el QUÉ de un curso...por ejemplo, de Medicina, Arquitectura, Física nuclear, Atención a Clientes? Piénsenlo.


Un experto, especialista, SME (por sus siglas en inglés - Subject Matter Expert) cuenta con las estructuras de conocimiento y la experiencia (sobretodo esto último) para hacer la diferencia entre alguien que apenas conoce de ciertos temas muy superficialmente. Para desarrollar cursos, sean en línea o que formen parte de una estructura curricular formal presencial, se requiere de la participación de un especialista en esos temas, pero nosotros como responsables de proyecto, necesitamos visualizar las implicaciones de integrarles a nuestro equipo de producción.


La voz de la experiencia, una eminencia en el tema


¿A quién podemos llamar EXPERTO? Siempre que escuchamos esta palabra (experto) nos generamos una imagen del académico, con varias maestrías y/o doctorados en su currículum, ¿algunas canas? ... no siempre es así. Entonces, ¿quién es o a quién podemos considerar como experto?


La fórmula de un experto es: Estudio/Conocimiento teórico + Experiencia. Los expertos son personas que han logrado hacer esa conexión entre conceptos, principios, mejores prácticas y procesos para la resolución de problemas. Más allá de ser una enciclopedia andando, los expertos parecen contar con una red interna de datos y procedimientos. Ellos no solamente cuentan con el "Know-what" (Saber qué), sino que conocen el "Know-how" (Saber cómo), tips y atajos.


Cuando las estructuras del aprendizaje se interconectan podemos identificar diferentes formas para presentar un mismo tema, información o contenido. 

Esta identificación por parte del mecánico no se logra solamente de conocer la estructura del auto, sino al escuchar con atención el sonido que produce al intentar arrancarlo, escucharte a ti como dueño del vehículo al describir el problema, al recordar situaciones similares con otros clientes, etc. Todo este proceso (del que de seguro el mecánico no tenga menor idea que lo aplica internamente) se da para que pueda identificar el problema y decidir la solución para reparar el automóvil. Es así como finalmente podemos considerar a este "veterano" de la mecánica como un experto en esta rama. 


Estructuras de información organizadas... y que aportan valor


Un experto o especialista en la materia nos puede apoyar en una situación que se presenta a menudo cuando estamos desarrollando cursos o unidades de aprendizaje, sean en línea o presenciales: Se encarga de eliminar el contenido "paja" o fuentes de información basura. 
Un buen Experto/Especialista en contenidos hace inferencias, estructura procedimientos, dibuja conclusiones y señala soluciones porque su conocimiento está bien organizado. Es por ello que un "novato" o alguien que solamente ha tenido contacto con la información de forma "teórica" o en ambientes muy controlados NO ES DE MUCHA AYUDA FUNGIENDO COMO EXPERTO. 


Libros, artículos, manuales, vídeos, compendios...todas estas fuentes de información pueden decirnos mucho sobre un tema. El Experto es quien puede decir: Esto SI y esto NO funciona para quien es el estudiante o beneficiario final de un curso. Es justamente al experto quien se tiene que amarrar a los propósitos generales y específicos del programa de aprendizaje, además de conocer perfectamente quién es el estudiante. Si el experto pierde de vista estos lineamientos iniciales puede llegar a divagar y su amplio conocimiento organizado y experiencia nos causará problemas.


¿Quién puede ayudarnos? 


Todos podemos convertirnos en expertos. Cada día nos enfrentamos a problemas, situaciones que requieren nuestra atención, análisis, generación de hipótesis y estructuración de soluciones. Como comentábamos anteriormente, ser experto no solamente implica contar con maestrías, doctorados, diplomados, años de docencia... Sí, son importantes. Son importantes pero... la cuestión es que quien acepte el reto de ser el experto en contenidos para participar en un equipo de producción de cursos o unidades de aprendizaje debe: 
  1. Reconocer que va formar parte de un equipo: Sí, eres quien conoce del tema, tienes grados de maestría, años de experiencia...pero eres un eslabón en la cadena de producción, muy importante, pero que afecta (positiva o negativamente según el compromiso) el trabajo de otros. 
  2. Ser consciente de que los otros miembros del equipo son especialistas en su rama del conocimiento o en sus actividades: L@s diseñadores instruccionales que reciban el contenido que hayas redactado, seleccionado, curado o adaptado ciertamente no son médicos de renombre con gran experiencia en cirugía cardiotorácica, tampoco son químicos expertos en procesamiento de alimentos o directivos financieros que manejen todos los procesos de auditoria fiscal, por ejemplo. Pero son especialistas en su área, diseñan guiones y transforman esa información en estructuras más gráficas y que apoyarán al estudiante a tener una mejor experiencia de aprendizaje. 
  3. Dice un dicho: Si no ayudas, mejor no estorbes. Un experto ideal es quien, aparte de todo su conocimiento y experiencia ¡tiene el tiempo y disponibilidad total para el proyecto! Esto es casi un imposible. Las agendas de expertos son siempre apretadas, por no decir que están saturadas la mayor parte del tiempo. Todos queremos respetar el cronograma de actividades y entregas cuando estamos participando en un proyecto. Si eres el experto, por favor, no te enojes o molestes cuando se requiera tu apoyo, aclaración de dudas y entregas.
Conocer tus fortalezas...pero también tus debilidades


Ser considerado experto para participar en el desarrollo de una solución de aprendizaje en línea es un gran honor, una gran oportunidad de compartir tus conocimientos y experiencia de diferentes formas y por nuevos medios. Si se trata de un proyecto de aprendizaje en modalidad eLearning, ¿puedes imaginar a la gran cantidad de estudiantes en línea a quienes llegarán tus ideas? Y no solamente de manera local, sino más allá de las fronteras. Es, en verdad, una experiencia docente y creativa. 

Es por ello que es importante también participar en estos proyectos con una actitud positiva y abierta al aprendizaje. Podemos ser el experto o especialista en contenidos sobre Sistemas digitales, Gestión de negocios o Estrategias de ventas, pero quizá desconozcamos el proceso de producción de un curso en línea o cómo funciona un LMS o plataforma para la gestión de experiencias de aprendizaje. Es probable que sea la primera vez que trabajamos con un Diseñador instruccional o Diseñadores gráficos...¡es una gran oportunidad de aprender qué es lo que hacen y cómo! 

Conclusiones


Realicemos un breve repaso sobre quién es un experto/especialista en contenidos y qué hace en un equipo de producción o desarrollo de soluciones de aprendizaje (en línea o presenciales):

  • El experto en contenidos, además de contar con el conocimiento teórico de los temas tiene amplia experiencia en su aplicación en el día a día. 
  • Maestrías, Doctorados, cursos de especialización, diplomados, etc. pueden...PUEDEN ser parte de un currículum vitae de un experto, sin embargo también puede jugar ese rol quien cuente con varios años de experiencia en el área, quien haya participado en situaciones similares o quien haya desarrollado sus propios procedimientos para resolver problemas. 
  • Si has sido considerado para participar como experto en contenidos en un proyecto de desarrollo eLearning recuerda que eres un elemento clave, PERO UN ESLABÓN MÁS EN LA CADENA. Tus aportaciones son muy importantes para el éxito de la iniciativa, pero también lo son el respeto por el trabajo de los demás y el compromiso con los tiempos, fechas y modos de entrega. 
¿Cuál ha sido su experiencia como experto? ¿Cómo ha sido la experiencia trabajando con un equipo de expertos? ¿Beneficios o problemas en el proyecto al integrarlos al equipo de producción y desarrollo? 


Agradezco como siempre su atención, la lectura de este artículo y si gustan, por favor, también sus comentarios o lo que gusten agregar. 


 Basado en algunos textos de: The Expert's Brain  en The eLearning Coach by Connie Malamed

2 comentarios:

Gilberto IDROGO QUIROZ dijo...

Muy interesante el comentario, comparto la definición de experto, el mismo que debe contar con su experiencia propia como profesional y el dominio practico de su especialidad, y en lo virtual, necesariamente se tiene que capacitar en el modelo educativo de la institución en donde va a laborar.
El experto debe dominar la teoría y la practica.
Felicito al autor de este tema y a las personas que lo difunden.

Atte.

Mgtr. CPCC G Idrogo Q

Erika Paez Villa dijo...

¡Muchas gracias por su comentario y por leer este artículo!
Un saludo.