eLearning101… ¿Qué beneficios hay al estudiar en línea?


¿Has considerado estudiar un curso o ser parte de un programa completo de aprendizaje en línea? ¿Conoces alguna universidad o colegios que ofrecen estudios en esta modalidad?
En la empresa en la que colaboras… ¿Consideran esta modalidad de aprendizaje a distancia para la Capacitación y actualización del personal?

La realidad es que el eLearning sigue siendo una modalidad de enseñanza a distancia relativamente nueva – no se diga en México o el resto de América Latina – y muy pocos hemos tenido la oportunidad de participar como estudiantes o en el rol de profesores en línea (a comparación claro de la oferta existente en modalidad escolarizada y formal).
Sin embargo, no está de más analizar y compartir los beneficios que nos puede ofrecer esta modalidad.

En entradas anteriores he señalado la importancia de hacer un alto e involucrarnos en un proceso de análisis, reflexión y evaluación para llegar a una respuesta clara sobre:

¿El eLearning es lo mejor para mí? ¿Estoy preparado para esta experiencia?


La innovación y poder formar parte de quienes están a la vanguardia o integrando lo último en tecnología para la formación son situaciones muy tentadoras.

Sin embargo, si aún no se comprende del todo lo que es eLearning y los que implica la implementación de una estrategia de aprendizaje en esta modalidad… ¡Mejor evita los problemas!

Lo genial sobre el eLearning:

Los beneficios son muchos si se cuenta con un kit de herramientas completo, es decir, si tienes un equipo de cómputo actual, conexión a Internet con velocidad óptima, el software y plug-ins indicados para una experiencia completa en línea.

Puedes acceder a tus cursos dónde sea, siempre y cuando cuentes con acceso a Internet y tus credenciales de acceso a la plataforma de aprendizaje activadas y al día. La mayoría de los cursos en línea no requieren que el estudiante se encuentre conectado todo el día, pues lo que se impulsa es la flexibilidad de esta modalidad de aprendizaje.

Muchos cursos ofrecen material descargable multimedia, es decir, puedes descargar en tu equipo de cómputo presentaciones con diapositivas, documentos de lectura, videos o podcast – audio – para así consultar este contenido cuando lo requieras o cuántas veces sea necesario.

Las experiencias de aprendizaje en línea ofrecen al estudiante la oportunidad de comunicarse con su asesor, descargar información, participar resolviendo cuestionarios interactivos y incluso acceder a recursos interactivo con actividades de aprendizaje de alto grado de animación (laboratorios virtuales, simuladores, video juegos, etc.)

Si tu trabajo implica viajes, sean largos o a otras latitudes, no hay ningún problema.
Al contar con acceso a Internet o conexión WiFi podrás acceder a tus cursos de capacitación o actualización al alcance.
Lugares como cafeterías, hoteles, aeropuertos, restaurantes ofrecen a sus clientes acceso a Internet y que podemos aprovechar para seguir aprendiendo.

¿El costo de cursos en línea es similar o más alto que la oferta presencial?

Las inscripciones para cursar un programa de aprendizaje en línea tienden a representar gastos muy similares a los que implican los cursos presenciales. Sin embargo, hay instituciones que incluyen beneficios extras sin costo al aprovechar la oferta en línea.
En ciertas ocasiones podemos ahorrarnos el gasto en materiales o maquinaria, recursos que no se han digitalizado o si implican su uso en laboratorios o construcción de algo.

Además hay instituciones que respaldan y ofrecen, además de la acreditación del programa en línea, el certificado con reconocimiento oficial o internacional al precio o de menor costo que la oferta presencial.

¿Qué hay sobre la duración de los cursos?

Tal y como existen modalidades de cursos escolarizada y abierta, el tiempo que uno tarde en concluir un programa de aprendizaje en línea dependerá mucho del tipo de contenidos y de los objetivos por lo cuáles se ofrecen.

¿Implica en algo que elija cursar un programa en línea y se reconozca mi título o diploma?

Hace poco tiempo aún se tenían – hay personas que aún conservan esa actitud de rechazo, no podemos negarlo – prejuicios sobre la calidad de los programas en línea, ya que, al ofrecer el acceso a través de una conexión a Internet, se tendía a calificar como basura todo lo que en el ciberespacio de encontraba.

Hoy esta tendencia se está enfrentando a diseños curriculares que colegios y profesionistas en educación, tecnología educativa y especialistas en diferentes materias desarrollan para respaldar la calidad de cada curso.

¿Qué puedo esperar de un curso en línea? ¿A qué me puedo enfrentar?

No podemos generalizar, pero con cada vez más opciones y herramientas para el desarrollo de contenidos y objetos de aprendizaje interactivos, los cursos o programas de aprendizaje en línea ofrecen experiencias y actividades que van desde la posibilidad de descargar libros completos, artículos, videos, podcast, cuestionario interactivos, sesiones o seminarios a distancia – webinars – sesiones síncronas con conversaciones en tiempo real, simuladores.

¿Quién está del otro lado del monitor?¿Estudiar en línea es sólo picar botones frente al monitor?


Los asesores o tutores en línea son profesores o docentes que deben estar calificados para brindar a poyo a los participantes, orientándoles en las actividades, ofreciendo alternativas y recursos extras que les apoyen a enriquecer la experiencia de aprendizaje, llevando control y registro de entregas, acceso y asistencia.
Estudiar y aprender en línea no implica estar solo.

También podemos hacer amistad con nuestros compañeros de grupo, con nuestros asesores y sentirnos parte de la institución que ofrece el programa.
Aprovechando los diferentes espacios y herramientas de comunicación en línea esto es posible.

Algunos consejos para cumplir exitosamente con un programa en línea:

1. Ser muy puntual – No significa que te encuentres navegando de madrugada por los cursos, sino que una vez que recibas tus credenciales de acceso dedica esfuerzo y tiempos razonables para cumplir con las actividades.
No dejes todo para los últimos días de cada ciclo escolar o periodo, podrías saturarte de tareas, saturar a tu asesor con todos tus mensajes y al final no aprender.

2. La curiosidad no va a matar al gato, en este caso.
Investiga, haz clic en todos los botones, descarga la información que te proponen, accede a todas las pantallas y evita saltar contenido.

3. Es mejor contar y tener siempre a la mano el calendario general del programa de aprendizaje en línea, de esta forma tendrás la visión del panorama completo y no habrán sorpresas sobre los exámenes o las fechas límites para entregar trabajos.

4. Contacta a tu asesor en línea.
Aún y cuando no tengas dudas, lo mejor es establecer contacto, así podrá ubicarte e identificar tus participaciones.

5. Busca contar con el mejor equipo de cómputo que esté a tu alcance.
Si quieres tomar un curso en línea o cursar un programa de aprendizaje completo, debes considerar que un equipo de cómputo un tanto viejo, sin software adecuado o sin la conexión a Internet óptima puede convertirse en tu peor pesadilla y no lograrás lo que esperabas de esta modalidad de aprendizaje.

6. Mantente atento de las tareas y actividades, las fechas de exámenes en línea y las fechas límites de entrega.

7. Establece contacto con tus compañeros de curso en línea, conversa con ellos a través de las herramientas de comunicación de la plataforma y coopera en la elaboración de documentos entregables y tareas.

8. Practica tu redacción: Escribe párrafos cortos, ensayos breves, resúmenes de documentos, etc. Integra dentro de tus trabajos de entrega, algunos organizadores de contenido o gráficos, ya sean esquemas, organigramas, cuadros comparativos, mapas mentales, etc.

9. Estudia para tus exámenes en línea. Que algunas propuestas de pruebas en línea sean de opción múltiple, relación de columnas, y otros interactivos no significa que no consideren impacto en tu aprendizaje o que su nivel de complejidad sea siempre bajo.

10. Conviértete en un experto de la investigación en línea. Busca fuentes académicas, sitios universitarios, espacios de comunicación con expertos o tus colegas. Aprovecha facebook o Twitter para este contacto.

Comentarios

cursos a distancia ha dicho que…
Estudiar a distancia es la manera más efectiva de realizar un aprendizaje de calidad en la actualidad donde muchas personas no disponen del tiempo adecuado para llevar a cabo una capacitación necesaria a la hora de ampliar el perfil profesional y así disponer de mayores oportunidades en el plano laboral.
Gabriela Saucedo ha dicho que…
Pienso que al estudiar en línea te vuelves más analítica, precisa, investigas mucho más por tu propia cuenta y te vuelves autodidacta. Estudio en la UTEL y tengo el apoyo de un Consejero que está al pendiente de mis avances y tengo a mis Profesores de cada materia quienes me dan toda la información para realizar las tareas, y vaya, si tengo dudas ya sea por chat, teléfono o mail me las responden, pero ciertamente es una educación más “madura” porque no tienes al maestro atrás de ti que te presiona, sino que tú sabes cuáles son tus responsabilidades, cuánto tiempo le dedicarás y qué tanta participación tendrás en foros y discusiones con tus compañeros. Lo importante es mantener una buena organización, apartar el tiempo específico para tus estudios, contar siempre con una compu con conexión a Internet y decir todas tus dudas para que el aprendizaje sea completo. http://www.utel.edu.mx
Hastenreiter Malinois ha dicho que…
Excelente artículo. Estudio en el TEC de MONTERREY, en la modalidad online. Creo que estudiar en línea es una alternativa muy buena, además de ser muy cómoda y flexible. Requiere de mucha responsabilidad y entrega. Los invito a comprobarlo.